Gercino Moraes HNH, Campinas (SP) – Historias de seguridad y Desarrollo personal

¡Gercino es un ejemplo que seguirse cuando platicamos de cuidado y respeto por él mismo y por sus compañeros en DSM!

Yo digo, “No lo hagas así” para no decir “Yo lo debía haber impedido”. Participo, indirectamente, del regreso de cada compañero a su familia, cuando cuido de él. No necesito tener valentía para cuidar del otro, sólo amor y respeto. Cuidar exige hacerse oír. Estar en el anonimato permite la exposición del otro a riesgos que pueden comprometer su salud, o integridad física. Las máquinas pueden hasta protegernos, ¡pero solamente las personas cuidan!  Cuando cuido de un compañero de trabajo, manifiesto el respeto por él y por su familia. El cuidado que tengo por un compañero de trabajo va más allá de los portones de DSM, pues está directamente conectado con el respeto por la familia que lo espera de vuelta en su casa, todos los días.

Join the discussion