Anderson Alves, DSM Campinas (SP) – Historias de seguridad

O Anderson é a prova de como conhecimento adequado e preparo são fundamentais para uma atitude correta quando acontece um incidente. Conheça um pouco da história dele e o relato de como ele fez a diferença diante de momentos decisivos para a vida de muita gente.

Traducción:

Yo me llamo Anderson Alves y hago parte del equipo de DSM en la ciudad de Campinas (SP). Hablar de DSM es un privilegio muy grande, vine desde el interior de Bahía, tuve la oportunidad de entrar en esta empresa y participo de los entrenamientos hasta hoy. Hago parte del equipo de la Brigada y ya tuve varias experiencias sobre el tema de seguridad.

Cierta vez, yo estaba en un taller de reparación y vi un local en llamas. Había muchas personas en el local y ellas querían apagar el fuego de cualquier manera. Fui hasta el local y comencé a instruir a aquellas personas, usando el conocimiento que tengo. Yo decía: “Tome su camisa y vayamos a mojarla para colocarla en su rostro, por el humo”. Noté que había otras personas queriendo entrar en el local para retirar las cosas que estaban dentro y yo las instruí: “No, no… vamos a quedarnos aquí seguros. Vamos a evaluar antes y analizar todo”. Me di cuenta que había un cable pelado dentro, pero, así mismo, conseguimos que todo avanzara bien, con éxito. En ese momento, me detuve y pensé: a veces, las personas hacen las cosas de cualquier manera y corren un riesgo muy grande. No porque quieran, sino porque ellas no recibieron ese conocimiento en determinado momento o lugar. Por eso, yo digo que DSM forma mejores seres humanos, pues obtenemos ese conocimiento y lo llevamos con nosotros cuando salimos de la empresa, llegamos a casa o volvemos al trabajo. Hoy, tenemos la visión de lo que es trabajar con seguridad y hacer las cosas pensando en la seguridad.

También tuve la experiencia con mi hija, cuando ella tenía dos semanas de vida, se atragantó. En aquel momento, comencé a usar el conocimiento que adquirí en los entrenamientos de la Brigada, ¡hice la maniobra y ella volvió! Me detuve y pensé: si yo no tuviera ese conocimiento, mi hija no estaría más aquí…y hoy ella está aquí, con 2 años y 4 meses.

Me gusta decir esto: DSM te forma como un ser humano mejor, mejor para trabajar en DSM… pero también para ser una persona prudente, que es prevenida, hace las cosas con conciencia, tiene la seguridad para trabajar y volver a casa. Por eso, necesitamos siempre valorizar esas oportunidades y entrenamientos, pues necesitaremos de ellos no solo en DSM, sino fuera también.

Join the discussion